El dolor y la tristeza envuelven a los empleados de Casa de Gobierno luego de los destrozos que sufrieron sus instalaciones

Son las sensaciones de la mayoría de los trabajadores de Fontana 50, luego de los hechos vandálicos ocasionados por un grupo de inadaptados, que no sólo produjeron daños en las estructuras edilicias sino también el robo de algunos elementos de trabajo.

La Casa de Gobierno del Chubut, con sede en Fontana 50 de la ciudad de Rawson –Capital de la Provincia-, sufrió el incendio de la estructura del techo del ingreso a la institución y la rotura de vidrios en distintas oficinas que al momento se encuentran inutilizables, destrozos a lo que se le debe agregar el robo y el faltante de elementos de distinta índole.

Esto ha generado que muchos trabajadores de la sede del Estado Provincial sean reubicados en otras oficinas para que puedan continuar con el cumplimiento de sus tareas, lo que hace que en muchas ocasiones estén amontonados e incomodos para poder afrontar esta situación de la mejor manera hasta tanto se restauren las instalaciones.

Desde este miércoles los empleados de Casa de Gobierno se encuentran limpiando y poniendo en condiciones sus respectivas oficinas para poder seguir con la labor diaria.

“Jamás vi algo así”

En ese contexto, la que pudo manifestar sus sensaciones fue la directora técnica de la Dirección General de Administración de Personal, Graciela Sánchez, quien dijo “es triste ver tu lugar de trabajo todo quemado o destrozado, cuando nos fuimos el día anterior estaba todo normal, la verdad es muy angustiante todo, porque para mi Casa de Gobierno es mi segundo hogar, yo estoy hace 36 años trabajando acá, y jamás vi algo así”.

En el mismo sentido, la trabajadora estatal remarcó que “creo que hay muchas formas de reclamar, pero no de esta manera, porque estamos destruyendo los edificios públicos en donde venimos nosotros trabajando hace años, en donde están los legajos de todos los trabajadores, los expedientes y las estructuras de todos los organismos de la Provincia, los cuales son papeles muy importantes, porque acá se les coloca el sello verde y continúan su curso”.

“Ahora estamos todos trabajando, poniéndole el hombro para intentar poner las cosas en orden otra vez, y creyendo que va a volver a la normalidad”, enfatizó Sánchez.

“La casa de todos”

A su vez, la trabajadora provincial resaltó que “tengo 39 años de antigüedad y jamás vi esto, es muy triste porque la Casa de Gobierno es la casa del pueblo y por lo tanto es un poco la casa de todos, por eso considero que no es la forma de reclamar, porque de esta manera no salimos a ningún lado”.

“Mucho dolor”

Por su parte, la empleada de mesa de entrada de Casa de Gobierno, Mabel Bianchi, contó que “es muy doloroso ver esta situación, no tengo palabras para describir esto, y lo digo un poco en representación de todos los compañeros porque todos trabajamos en lo mismo, ponemos la voluntad, el deber y la responsabilidad diaria, por eso esperemos que podamos salir lo más rápido posible adelante”.

“Soy empleada de mesa de entrada, donde debemos restaurar todo porque no sirve nada, por eso nos estamos trasladando al área de la Subsecretaría de Modernización del Estado trayendo las poquitas cosas que nos quedaron sanas, pero tenemos fe que vamos a salir adelante y todo va a volver a ser como era”, detalló Bianchi.

“Nuestra segunda casa”

Por último, el mozo de Casa de Gobierno, José Falcón, contó que “es lamentable todo lo que pasó. Para nosotros este lugar es nuestra segunda casa, pasamos todo el día acá, por eso cuando llegue al trabajo luego de los hechos vandálicos, se me caían las lágrimas al ver las puertas quemadas, y todo lleno de agua y de humo”.

“En este momento, esto es una casa fantasma, muebles por todos lados, las paredes ahumadas, lleno de humo, cosas quemadas, vamos sacando y tirando, es lamentable, no pensamos que iba a llegar a esto, pero bueno hoy las consecuencias están a la vista y nosotros, como empleados, no nos queda otra que dar una mano, trabajar para que volvamos a tener nuestra Casa de Gobierno como estuvo siempre”, finalizó Falcón.